miércoles, 24 de julio de 2013

La verdad sobre los cosméticos: los sulfatos

Hoy estoy muy contenta porque por fin he terminado de escribir todo lo que quería contaros sobre los sulfatos. Yo no soy química, ni científica ni nada parecido, simplemente he querido investigar un poco sobre estas sustacias ya que ahora hay un boom de productos que anuncian tener menos químicos, y parece que si te compras un champú con sulfatos eres mínimamente el hijo del Diablo. Dicho lo cual, os informo de que hay muchos foros y mucha información corriendo por internet sobre este tema, pero que no toda es fiable, lo mejor es recurrir a fuentes que tengan a un entendido que lo avale. En este post me centraré en los sulfatos de los champús, vamos a meternos en materia.

La función de lavarse el pelo

Lavarte el pelo sirve para eliminar los aceites y la grasa que de manera natural produce tu cuero cabelludo. También eliminas la suciedad causada por la polución, el polvo, etc. Pero no es lo mismo lavar el pelo que lavar el cuero cabelludo. El pelo es "tejido muerto", no produce sustancias aunque sí puede deteriorarse (también puede absorber algunos aceites). Lo que produce los aceites es el cuero cabelluedo y eso es lo que debemos lavar.

Si no quieres eliminar los aceites naturales de tu pelo, lo único que pudes hacer es dejar de lavártelo. Pero recuerda que los aceites naturales ayudan a capturar la suciedad, el polvo y la polución a la que estás expuesta todos los días.


Los surfactantes y los sulfatos

Los surfactantes (también llamados tensioactivos) son una sustancia que permite mezclar el agua con el aceite, es decir, hacer una emulsión. Cuando te lavas el pelo es para eliminar la suciedad y la grasa, los surfactantes diluyen esa grasa y la arrastran. Existen cuatro tipos distintos de surfactantes en función de su carga eléctrica:

- Aniónico (carga negativa): tienen una gran capacidad como detergentes y para formar espuma. Algunos pueden ser algo irritantes para la piel.
- Catiónico (carga positiva): son acondicionadores y suelen restarle espuma a la mezcla.
- No-iónico (carga neutra): le quitan capacidad de generar espuma a la fórmula.
- Anfotérico o anfótero (carga positiva y negativa): suavizan pero no generan mucha espuma.

Normalmente se suelen mezclar los diferentes surfactantes de cada grupo, ya que cada uno aporta una característica diferente. Además, dentro de cada grupo existen subgrupos con distintas propiedades

Los sulfatos son simplemente surfactantes aniónicos a los que se les han añadido sales para hacerlos más solubles.


Los sulfatos más comunes

Dentro de los sulfatos hay algunos que se repiten más que otros. El Sodium Lauryl Sulfate (SLS) es uno de los más comunes ya que su producción es muy barata (entre 0,50 y 1$ el kg). Se puede espesar simplemente añadiéndole sal y genera mucha espuma, que es algo que nos encanta porque da la sensación de limpieza. Arrastra muy bien la grasa y los aceites del pelo, pero precisamente por eso es el más agresivo, ya que puede arrastrar demasiado y resecar mucho el pelo y el cuero cabelludo. El mismo sulfato pude encontrarse con iones de amonio en lugar de con sodio, sería el Ammonium Lauryl Sulfate (ALS) y sería menos agresivo.

Otro de los sulfatos más comunes es el Sodium Laureth Sulfate (SLeS), que no es tan agresivo como los anteriores, pero tampoco arrastraría tanto aceite/grasa de nuestro pelo. Digamos que es de una detergencia media, ya que suelen dejar algo de aceite natural en el cabello. Con iones de amonio se convertiría Ammonim Lureth Sulfate (ALeS) y sería aún más suave.

¿Con cuál me quedo?

Esto dependerá de tu necesidad. Los champús no solo contienen sulfatos, también contienen otros ingredientes (como los aceites) que pueden suavizar una fórmula que contenga un sulfato agresivo (véase el SLS). Por ejemplo, si tienes un cabello graso necesitarás que tu champú tenga más capacidad de arrastre que si tienes un pelo seco. También puedes probar un sulfato medio que esté mezclado con otros surfactantes. Si, en otro hipotético caso, sufrieras de psoriasis, tendrías que evitar los sulfatos y pasarte a surfactantes suaves. En cualquier caso, a no ser que ya vengas aprendido, será muy difícil que vayas al súper y sepas cuáles son todos y cada uno de los ingredientes de tu champú, pero sabiendo los más básicos puedes orientarte para saber si te conviene más uno u otro. Su posición en la lista de ingredientes INCI también puede ayudarte: si por ejemplo encuentras un sulfato fuerte en la composición del champú, pero está casi al final no será tan agresivo como si te lo encuentras de primer o segundo ingrediente ya que lleva menos cantidad.

 photo sulfatos_zpsc3c24f8a.jpg 

Para terminar, como ya os he dicho, yo no soy una experta en el tema, he investigado lo mejor que he podido, y os remito a las fuentes que he usado, ya que he requete comprobado que en los foros no siempre están acertados con las informaciones que dan:

Beauty Brains. Es una web en inglés (pero bastante entendible) cuyos responsables son científicos. Pudes formularles una pregunta y ellos responden. Me he basado en estos hilos Hilo 1 Hilo 2 
Fermín Ruiz, Director Técnico de Briseis SA, ha formulado la línea de Tulipán Negro sin sulfatos.
Pigmentation & Texture. Este blog me ha parecido muy interesante, creo que su autora está muy bien informada y no demoniza a unos ni a otros. He usado este post y este otro.

Deciros por último (esta vez de verdad) que si estás más puestos que yo en el tema y véis que hay algo incorrecto podéis dejarme un comentario o escribirme un mail :)

¿Que os ha parecido el tema de los sulfatos?

2 comentarios:

Nisa dijo...

Muy interesante tu post, te has informado y a lo que yo se, muy bien ;)
No sabía la importancia de la situación de los ingredientes en el champú, lo tendré en cuanta a partir de ahora.
La verdad es que nunca miro si tiene tensoactivos o no, uso los de mercadona y seguro que tienen, luego echo vistazo en el bote a ver de qué tipo son.
un beso

Isa Martínez dijo...

Un post muy interesante y completo, sin duda me lo guardo ^^
Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails