viernes, 21 de febrero de 2014

Tratamiento de cabina con Clarins

Hace unos días tuve la oportunidad de disfrutar de un tratamiento de cabina gracias a Enca, del blog Mi rincón chiquinino y a la firma Clarins. En el stand de El Corte Inglés de Badajoz me atendió Sandra, e inmediatamente pasamos a la cabina: un lugar pequeño y acogedor donde se respira tranquilidad. Después de hablar un poco de mi tipo de piel y lo que buscaba pasé a tumbarme en la camilla. Yo tengo especial preocupación por la hidratación y ahora mismo quiero prevenir las primeras arruguitas. Mi piel no es grasa, pero sí tengo puntos negros en la zona T y me sale algún granito.

Tras bajar las luces y poner música relajante, Sandrá me dió un pequeño masaje con el Huile Relax, que se convirtió automáticamente en uno de mis productos favoritos por el olor tan fresco. A continuación pasó a desmaquillarme los ojos con el bifásico Démaquillant Express y el rostro con la Lait Démaquillant Velours, que prefieren usar en cabina porque es más fácil de retirar que un jabón. Después tonificó mi piel con la Lotion Tonique para terminar la rutina de limpieza básica.

Entonces pasamos con la limpieza profunda con el Doux Efoliant, que no contiene gránulos sino que se aplica simplemente con un disco desmaquillante sobre la piel.

Para la sensible zona del contorno de ojos, Clarins tiene una mascarilla especial, algo que yo no había probado nunca, la Masque Contour des Yeux. Sandra la complementó después con el Gel Contour des Yeux, indicado para bolsas y ojeras y que, aclarando mi duda, me dijo que también había que aplicar sobre el parpado superior y no solo sobre la zona de la ojera.

Para el rostro, junto a la Masque Purifiant Eclat, Sandra mezcló unas gotas del Huile Lotus porque lo bueno de los aceites es que puedes añadir unas gotas a cualquier otro tratamiento que estés usando. A la hora de hidratar la piel el primer paso fue poner el Sérum Anti-Pores Dilatés que reduce el tamaño de los poros, y el Baume Beuté Eclair, un tratamiento flash para una piel luminosa. La hidratante que eligió para mi fue el Fluide Fondant Désaltérant, un tratamiento fresco que retiene el agua en la piel. No se olvidó de prestar atención a mis labios, aplicando el Baume Lèvres Réparateur y de cuidar mis manos con la Crème Jeunesse des Mains, dos pasos que yo tengo muy en cuenta en mi rutina nocturna ya que siendo constante se notan los resultados en seguida.

Acabado el tratamiento, con la piel lista, Sandra me dio un toque de color al rostro. Primero tapó las ojeras con el Piceau Perfecteur Eclat Minute, un  iluminador-corrector de tipo pincel que deja muy buen aspecto. Para el rostro le pedí una base cubriente y mate, ya que yo tengo bastantes marquitas y me aplicó la Teint Haute Tenue en el tono 107 beige, que parecía formulada específicamente para mi porque calca mi tono de piel a la perfección, ¡hasta Sandra se asombró! Tiene SPF 15 y la duración es altísima. Para igualar el tono de los párpados aplicó Base Fixante Yeux Eclat Minute, aunque luego no pusiera ninguna sombra los ojos quedaban mucho más bonitos. Pero sin duda la estrella de mis ojos ese día fue la Máscara Be Long que me puso a continuación, ¡increíble! deja unas pestañas larguísimas, y lo digo yo que siempre me gusta llevar las pestañas como abanicos. En las mejillas usó los nuevos Coloretes en Crema, que como pude comprobar ese día también duran muchísimo y en los labios un toque de color con el Embellisseur Lèvres Eclat Minute, un brillito ligero.

Al acabar no pude evitar hablar con Sandra de lo bien que olían todos los productos, que incluso la cabina olía genial, y es que otro de los productos que me enamoró fueron los que usa para ambientar el cuarto: las Aguas de Tratamiento, unas fragancias con aceites esenciales y extractos de plantas. La Eau Dynamisante fue la primera de Clarins y ahora cumple 25 años, huele genial pero la que me enamoró fue la Eau des Jardins, una fragancia con unos toques cítricos que me encanta.

Para terminar, os dejo mi opinión más sincera (y resumida): salí encantada de la cabina, pensé que con tantos productos en la piel al terminar iba a sentirla muy pesada, pero no fue así. Noté que el tamaño de los poros en la zona T se habían reducido muchísimo. No puedo hablaros de los productos en profundidad porque como comprenderéis solo los probé una vez, pero Sandra me dio muestras de algunos y tened seguro que si me gustan lo contaré en el blog. La máscara de pestañas es un descubrimiento, deja las pestañas enormes y no sé yo si tardaré mucho en caer en la tentación.
Y ya lo último del todo: si os acercáis al stand de Clarins en El Corte Inglés de Badajoz y decís que sois lectoras del blog, la firma tendrá un detalle con vosotras ;)

 photo clarinstratamientocabina_zps61792157.jpg

¿habéis probado productos de Clarins?
 ¿os he creado alguna necesidad?

2 comentarios:

Hellen HB dijo...

He probado varios productos de la marca y me gusta mucho :)

Nshantel by Tamara dijo...

tuvo que estar genial, yo la verdad que no he probado nada de esa marca

besos

http://nshantel.blogspot.com.es/

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails